Cuentos infantiles-María y el polvo debajo del tapete

Descripción

María quiere ir a la secundaria de artes que está cerca de Kipatla para estudiar pintura y poder hacer las escenografías de las obras de teatro que ella misma escriba. Para la maestra Alicia, quien da un taller en el Curso de Verano, esa es una excelente noticia. Como parte de las actividades, les ha encargado que realicen una máscara. María hace una sorprendente, la mejor. Sin embargo, a pesar de su anhelo, María no cuenta con que tiene que cuidar a doña Marce, la abuelita de la doctora Ibañez. Es tanto el trabajo que debe hacer, que por un momento parece que no tendrá tiempo para realizar sus sueños.

Método instruccional

Previamente:
Se recomienda leer el cuento antes de presentarlo al grupo, de esta manera, podrá hacer las adaptaciones que juzgue pertinentes y que mejor se adecuen a su grupo, tomando en cuenta: edad, nivel de madurez, ambiente escolar, nivel de lectura, conocimientos previos, problemática que enfrentan en la comunidad, entre otros.
Reconocer las ideas principales y las secundarias, los personajes, los mensajes que se pretenden transmitir, los momentos ideales para abrir un espacio de reflexión y diálogo.

Se requiere:
• Uso adecuado de la voz
• Propiciar un ambiente en donde todos se sientan seguros, confiados, motivados para escuchar y compartir experiencias personales.
• Reflexión del grupo sobre las diferencias y la igualdad.

Recomendaciones:
Se recomienda que al terminar la lectura o narración del cuento, se realice alguna actividad para recuperar todas las aportaciones. Se debe conducir a las y los alumnos para que elaboren conclusiones grupales sobre la situación de discriminación vivida por el personaje, sobre las emociones que se generaron, sobre experiencias similares y alternativas para enfrentar tales situaciones. También se pueden asociar las conclusiones a la realización de tareas; por ejemplo, si en la asignatura de español se está abordando el tema de la entrevista, se puede solicitar a niñas y niños que elaboren una entrevista a algún amigo o familiar sobre alguna experiencia de discriminación. Esto permitirá que el tema no se quede aislado, sino que se relacione con distintos aspectos de la formación. Es importante que las actividades solicitadas ayuden al alumnado a conocer costumbres, lenguas, grupos étnicos que puedan parecer extraños o lejanos, y a reconocer formas distintas de ser y vivir, lo cual contribuye a la valoración positiva de la diversidad.

• Leer la sección: Para que conozcas más y explica a los estudiantes:
¿Qué es el trabajo del hogar?
¿Cómo viven la discriminación las personas trabajadoras del hogar?
¿Cuáles son las condiciones que prevalecen en el trabajo en el hogar?

Reflexiona:
Emilia trabaja de planta en una casa. Un viernes, al finalizar su jornada de trabajo de ocho horas, la persona que la emplea le pide que se quede un ratito más, “para echarle una manita con lo que falta”, pues tuvo una reunión con un montón de gente y la casa quedó hecha un relajo. Ese ratito resultan ser cinco horas más de trabajo y, encima, no le pagan extra por ellas. Cuando termina, se va a su pequeño cuarto en la azotea, que tiene una ventana sin vidrio que no han querido arreglar, por donde se cuela un chiflón helado. Hace frío, pero se cubre con un par de cobijas viejas que le dieron y logra conciliar el sueño. A la mañana siguiente (o mejor dicho, la madrugada siguiente), tiene que pararse a las 4:30 a. m., cuando todavía está oscuro y hace un frío que le cala los huesos, pero ni modo, tiene que pararse a trabajar, a pesar de la desvelada del día anterior, porque si no le pegan unas regañizas horribles. Su baño no tiene calentador, así que se tiene que bañar con agua helada. Cuando está preparando el desayuno para la familia, se descuida un segundo y se corta horrible un dedo, pero, como no tiene seguro social, tiene que curarse como puede, con lo que encuentra en la casa. El domingo sólo le dan permiso de descansar o salir a pasear en la tarde, el resto del día lo pasa trabajando. Justo antes de salir, le pide a quien la emplea que le pague su quincena y, encima de que el pago es muy bajo, le pide una disculpa porque “en ese momento no tiene efectivo para pagarle”, pero que se lo paga sin falta el martes. Así que tiene que salir, sin un quinto en la bolsa, a dar una vuelta al parque, para regresar a trabajar. La fatiga se hace sentir en su cuerpo, pero se aguanta, pues no tendrá vacaciones hasta quién sabe cuándo.

Preguntas
¿Cómo te sentirías en una situación así?
¿Sabías que muchas trabajadoras y trabajadores del hogar pasan por situaciones similares a éstas?
¿Qué harías para apoyar a una persona que se encuentra en tal situación?
¿Conoces alguna persona que realice trabajo del hogar?
¿Cómo es tratada por quienes la emplean?
¿Tiene un contrato justo de trabajo que sea respetado?
¿Sabes cuáles son los derechos laborales mínimos de una persona trabajadora?
¿Crees que se respetan los derechos laborales de la persona trabajadora del hogar que conoces?

Actividad:
Anota las ideas que surjan de tu reflexión y coméntalas con tus amistades, tu familia y tus compañeros y compañeras de la escuela.

Datos educativos

Nivel educativo

  • Primaria
Variable de impacto

Tipo de recurso

  • Actividad y ejercicios
  • Audio
  • Video

Estadísticas

Me gusta
1
Visitas
1351
Datos de autoría

Autor

Marta Alcocer

Propietario de los derechos

Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED)

Tipo de Licencia

Licencia IIIEPE

Fuente

Visitar fuente original

Especificaciones

Requerimientos técnicos

Lenguaje
Español

Fecha de publicación

28 / Abr / 2016 - 11:28 am

Última fecha de modificación

2 / Mayo / 2016 - 5:39 pm